21 mayo 2013

Vodafone y Orange se pelean


La Comisión Europea autorizó ayer la fusión entre la compañía alemana Mannesmann y la británica Vodafone Airtouch, que asciende a 176.000 millones de euros (algo más 29 billones de pesetas). Bruselas, sin embargo, puso la condición de que la compañía venda su filial Orange para eliminar su posición dominante en el mercado de móviles en el Reino Unido y Bélgica y permita el acceso a su red a nuevos competidores.

La nueva compañía se ha comprometido, además, a permitir que otros competidores puedan acceder a sus tarifas de interconexión y a sus servicios de venta.

La Comisión ha establecido que las concesiones de licencias se limiten a un periodo de tres años debido al rápido desarrollo del sector de la telefonía móvil, a la llegada de la tercera generación del Sistema de Telecomunicaciones Móviles Universal (STMU) y al hecho de que los competidores tratarán de construir infraestructuras alternativas.

El nuevo consorcio dispondrá de una cuota de mercado en telefonía móvil superior al 10%, con lo que se colocará muy por delante del segundo operador en este sector, el japonés NTT DoCoMo. Sólo en la zona de influencia de la red de telefonía móvil del nuevo gigante viven cerca de 512 millones de personas.

Entre las grandes firmas de telefonía móvil europeas, además de Mannesmann y Vodafone, se encuentran la italiana Omnitel y la holandesa Libertel, que quedarán ahora a una significativa distancia del nuevo consorcio germano-británico. En enero de 1999 Vodafone compró el operador de telefonía móvil estadounidense Airtouch y, en septiembre de ese año, la firma londinense unió sus actividades en este sector en EEUU a las de Bell Atlantic.

No hay comentarios:

Publicar un comentario