11 mayo 2013

El holding de las telecomunicaciones

Endesa, Unión Fenosa y Telecom Italia ultiman la creación del holding que aglutine sus participaciones en el sector de las telecomunicaciones (Retevisión, Amena y los operadores de cable), cuyos activos se elevan actualmente entre 1,88 y 2,19 billones de pesetas.

El consejero delegado de Endesa, Rafael Miranda, indicó ayer, en una reunión con analistas financieros, que en dicho holding se mantendrá la proporción de las participaciones de estos socios en el capital de Retevisión, y así Endesa y Telecom Italia tomarán un 27% cada una; Unión Fenosa, un 17% y el grupo de cajas de ahorros, el 29% restante.

El proyecto se fraguó a principios de este año y no se ha materializado debido al giro dado por el BSCH en materia de telecomunicaciones, al mantenerse e incluso aumentar su participación en Airtel hasta el 30%, postergando su entrada como socio estratégico en Retevisión, de la que sólo posee el 5,5%.

De hecho, y aunque Miranda sólo se limitó ayer a señalar que el BSCH sigue mostrando su interés por participar en el proyecto, los socios de Retevisión están preocupados por la decisión que adopte el banco, que tras adquirir las participaciones de Endesa y Fenosa en Airtel, puede esperar sin prisas una suculenta de Vodafone-Airtouch o de BT por su paquete accionarial.

El proyecto también se enfrenta a problemas jurídicos ya que en los concursos por las licencias de telefonía fija y móvil se establecían compromisos de estabilidad accionarial, con fuertes penalizaciones y ejecución de avales.

Además, el holding agrupará rá a través de una central de compras los derechos audiovisuales de la televisión digital terrestre, a la que se ha presentado sólo una oferta -Onda Digital- encabezada por los tres socios.

Endesa sí está dispuesta a apostar decididamente por las telecomunicaciones e invertirá 100.000 millones de pesetas en este sector en los próximos cuatro años.

Estas inversiones se incluirán en el plan previsto por el grupo eléctrico para el periodo 1999-2003, que prevé destinar un total de un billón de pesetas, incluyendo a su filial chilena, Enersis, e incrementará en 20.000 millones su plan de reducción de costes hasta los 134.000 millones en el año 2003.

Rafael Miranda explicó que estos fondos servirán para liderar el mercado nacional y latinoamericano, y expandirse hacia otros continentes.

Endesa confía en que el grupo eléctrico genere suficiente cash-flow para asumir las inversiones, e incluso destinar una parte a reducir capital.

En el citado periodo, el grupo eléctrico verá transformado su esquema de beneficios, en el que tendrán más peso las actividades internacionales, que aportarán el 30% del resultado frente al 9% actual y la diversificación, que supondrá el 10%.

Miranda también reiteró que acudirán a la ampliación de Repsol para mantener su actual participación del 3,64%, y se mostró convencido de las grandes oportunidades de cooperación que le brinda su acuerdo estratégico en Latinoamérica.

Tras defender el precio pagado por hacerse con el control de Enersis y, posteriormente, de Endesa Chile, el primer ejecutivo de la eléctrica resaltó el plan a tres años para ganar eficiencia de ambas compañías.

El objetivo final de ese plan es obtener mejoras de más de 80.000 millones de pesetas e incrementar el beneficio operativo un 25% en el 2003.

La inversión de Endesa hasta el momento en el país andino asciende a 764.000 millones de pesetas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario