05 octubre 2012

Un preñamiento de cinco años

Los grandes fabricantes suelen tener departamentos de construcción de prototipos, pero hay otras marcas, con menos facilidades técnicas, que deben encargar este trabajo a especialistas externos como es el caso de Giugiaro -que normalmente construye los prototipos de los nuevos modelos de las marcas para las que trabaja, de Coggiola, de IAD en Gran Bretaña, etc. Paralelamente al desarrollo de la carrocería, los responsables de la mecánica, tras las necesarias reuniones con los responsables comerciales y de márketing, comienzan a definir las características técnicas del modelo.

En otro tiempo, la introducción de nuevos modelos solía llevar aparejada nuevos motores, nuevos cambios de marcha, etc. En la actualidad eso ha cambiado. Los ingenieros de motores suelen desarrollar su trabajo pensando en que los grupos propulsores que ponen a punto y que entran en producción, cumplen una serie de condiciones para que puedan ser utilizados por más de un modelo. El trabajo de los responsables de la parte mecánica del proyecto -el nombre clave del 106 fue S.10- es el de escoger en el banco de motores del grupo PSA aquellos que mejor puedan convenir al coche. En este caso, escogieron los motores del tipo TU que ya están empleando los Citroen AX y ZX y los Peugeot 205, acoplados a un cambio de cinco marchas. Con la parte mecánica -motores, trasmisiones y suspensiones- ya definidos, los diseñadores de interiores comienzan a hacer su trabajo. Este equipo, en el que figuran buen número de especialistas en ergonomía, en Peugeot está dirigido por Paul Bracq.

No hay comentarios:

Publicar un comentario