13 octubre 2012

La comunicación va viento en popa


En el pasado año 90, más de 50.000 nuevas líneas telefónicas móviles fueron instaladas en los coches españoles, duplicando el crecimiento de las líneas respecto al año 89. Para el año 91, la empresa «Ericsson Terminales Móviles SA» espera instalar más de 100.000 aparatos móviles, según declaraciones de los responsables de la firma. Este fuerte crecimiento que sufre el sector de comunicación móvil viene a paliar el retraso que tiene nuestro país con respecto al resto del mundo en este área. Baste como ejemplo mencionar que en Italia existen instalados unos treinta teléfonos móviles por cada mil habitantes, mientras que en España se cuenta con un teléfono por cada mil habitantes. Las características de este medio se adaptan perfectamente a las nuevas necesidades de agilidad, velocidad y precisión que la actividad laboral requiere.

De los nuevos modelos aparecidos en el mercado, cabe destacar la mejora en sus capacidades con la incorporación del teléfono de manos libres, activado por la voz, que no perjudica la conducción. Además, estos nuevos diseños incorporan un sistema que silencia automáticamente la radio, el cassette o el CD cuando se hace o recibe una llamada. Mediante el sistema de Interface de Fax/Modem, se puede enviar o recibir cualquier tipo de documento donde deseemos, cuenta con servicio de contestador automático capaz de almacenar hasta diez mensajes, está provisto de una memoria alfanumérica capaz de contener 99 números de teléfono distinto, así como un sistema de búsqueda automática de cualquier número, un código que permite bloquear la emisión o recepción de llamadas según se desee, y unas baterías opcionales capaces de alimentar el teléfono durante ocho horas y media ininterrumpidas de conversación, unido a un diseño ergonómico que facilita su utilización. El diseño ligero, (2,5 kgs.) y sus escasas dimensiones, (230/60/208 milímetros), le convierten en un aditamento de fácil instalación. Sin embargo, pensando en el tamaño y en el peso, la firma Ericsson ha creado el teléfono de bolsillo Hot Line Pocket, de más fácil manejo.

Contando con una batería con capacidad para 13 horas de autonomía, un sistema de manos libres, una memoria capaz de programar 89 nombres y/o números de teléfono, y un peso de 575 gramos, es sin duda alguna el «pequeño rey» de los teléfonos móviles. Para el futuro, las industrias interesadas están centrándose en el estudio del teléfono unificado para toda Europa e incluso mundial, ya que hasta ahora el teléfono móvil se encuentra limitado al país concreto en que se utiliza. Países como Suecia, Finlandia y Noruega ya cuentan con un sistema integrado de telefonía móvil mediante el cual ya se puede hablar entre otros países desde el propio automóvil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario