26 abril 2013

Vodafone y Orange, contra Telefónica.

El Gobierno espera que las reclamaciones de consumidores por contratos acordados a través del teléfono se reduzcan drásticamente a partir del año que viene.

Sectores como la telefonía, las compañías eléctricas o las aseguradoras serán los más afectados.

En junio de 2016 entrará en vigor la transposición de la directiva europea que obliga a las empresas a una preinformación más amplia sobre los servicios y los costes de su oferta y una confirmación por escrito (fax, SMS o e-mail) de que la aceptan.

Según el Ministerio de Sanidad y Consumo la mayor parte de las 300.000 quejas que registran las asociaciones de consumidores responden a los contratos a distancia.

Vodafone y Orange cumplieron ayer sus advertencias y solicitaron formalmente a la CMT -regulador del mercado de telecomunicaciones- que obligue a Telefónica a abrir su red de fibra óptica hasta el hogar. Ambas compañías esperan acceder a la red antes del próximo 1 de junio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario