29 abril 2013

Las antenas de telefonía, igual de cancerígenas que la sacarina

Por tercera vez, el Pleno, con los votos del PP, aprobó la modificación puntual del PGOU para permitir la instalación de antenas de telefonía en edificios de viviendas y legalizar las que ya están colocadas, un centenar aproximadamente. Una sentencia del Supremo declaró nula la anterior modificación, idéntica a la aprobada ayer, por entender que debía de haberse sometido a declaración de impacto ambiental ante las posibles consecuencias para la salud de estas instalaciones.

La Junta, sin embargo, rechazó la necesidad de evaluación de impacto y ayer se aprobó la perseguida modificación. En nombre de la Asociación Vallisoletana de Afectados por las Antenas de Telecomunicaciones, intervino en el Pleno su presidenta, Gloria Laso, para advertir de los riesgos de estas antenas, considerada por la Organización Mundial de la Salud, OMS, «cancerígeno tipo 2b».

La concejala de Urbanismo, Cristina Vidal, respondió que en este grupo están incluidos productos como «la sacarina, el café y la madera» y añadió que «no hay evidencias científicas» de daños para la salud.

El concejal de IU Alberto Bustos, acusó al PP de «defender los intereses de las operadoras de telefonía» con su decisión», mientras el portavoz del PSOE, Javier Izquierdo, dijo que, «por seguridad jurídica» debía someterse a evaluación de impacto y también se opuso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario