29 julio 2013

Karolina Kurkova una guapa modelo

Oprah Winfrey quiere másEs una de las grandes maniquíes en activo, la demostración más tangible de que el concepto de supermodelo aún no ha muerto.La prensa norteamericana analizaba recientemente el mundo de la moda y a sus protagonistas, y la elegía como la única y auténtica celebridad internacional entre todas sus compañeras de profesión actuales. 

Aunque Karolina Kurkova, de 21 años y natural de Praga, parece haberse mantenido alejada últimamente de los circuitos del planeta fashion, lo cierto es que dicen que se está preparando para regresar con fuerza en breve, tal y como hicieron en su momento Linda Evangelista, Nadja Auermann o Carmen Kass, entre otras. Asegura que visitar regularmente su lugar favorito de vacaciones, Mallorca, y su país de origen, la República Checa, la devuelve al mundo real: «No me gusta estar al margen de la vida de mi familia, ni lejos de mis amigos ni de los lugares que quiero», dice. En una de sus recientes visitas a España pudimos charlar con ella sobre sus trucos de belleza y la imagen que de sí misma le gustaría proyectar hacia los demás.

-¿Qué es para ti la belleza?

KAROLINA KURKOVA. Es sinónimo de confianza en uno mismo, de honestidad y personalidad. Significa estar a gusto en tu piel, feliz con tu estilo de vida... Y todo eso se debe exteriorizar de una forma correcta y positiva.

¿Qué truco te ayuda a estar radiante?

Me lavo la cara con agua helada, un gesto que se ha convertido en mi primer ritual al empezar el día. En mi país, hasta hace muy poco, no existía la cirugía estética, y el agua fría que llegaba de las montañas te dejaba la cara tan despierta y estirada como si hubieras visitado al mejor cirujano plástico del mundo.

¿Qué productos de maquillaje llevas siempre en tu bolso?

Adoro el colorete rosa, porque, al ser rubia,

me proporciona un aspecto muy fresco y sano. Sin embargo, no me gusta nada el gloss, porque tengo los labios muy carnosos y odio verlos

aún más grandes y brillantes de lo que son. Casi podría parecer que son falsos.

¿Cómo cuidas tu piel?

Soy muy buena cliente de las farmacias europeas. Me gustan mucho los productos de Avène y Eucerin. A diario, utilizo una hidratante, un tónico de ginseng y spray con camomila para rociar en el rostro.En el avión siempre llevo Agua Thermale, de Avène, porque alivia la deshidratación que se produce en las cabinas.

¿Y algún tratamiento extra?

Sí, una mascarilla de Astara que compro en las tiendas Sephora, en Nueva York; la Máscara de Rosas, del Dr. Hauschka, y los tratamientos del Spa Advanced, que está en el Uptown de Manhattan. A su propietaria, una farmacéutica húngara, es a la única a la que le permito tocar mi piel.

¿Cómo mantienes sano tu cabello?

Aplico una mascarilla de Clinique una vez por semana y lo lavo con un champú específico para cabellos rubios.

¿Practicas algún tipo de ejercicio?

Me gusta mucho nadar en el mar. El verano pasado estuve en Formentera y Mallorca, y me pasaba el día en el agua. También trato de dar largos paseos por la playa cuando estoy en Baleares o en la costa de California. Como de todo, porque creo que es importante mantener una dieta equilibrada, pero trato de no cometer demasiados excesos y no tener caprichos.

¿Cómo cuidas tu cuerpo?

Mucha hidratante por la mañana y por la noche, exfoliación en profundidad cada 15 días y nada de sol si no es con un índice de protección 30, y, si lo tomo en la cara, utilizo pantalla total. Si salgo de noche y llevo un vestido corto, aplico vaselina líquida en mis piernas, porque quedan muy brillantes. Es uno de los trucos que me enseñó un maquillador amigo mío.

Una receta para ser feliz...

Un truco maravilloso y efectivo es tratar de reírme de todo, incluso de mí misma.

Un deseo, o varios, por cumplir...

Pasar más tiempo con mi familia, terminar de decorar mi piso del barrio de Tribeca, en Nueva York, y regresar pronto a mi país, aunque mis planes son seguir viviendo en EEUU.

¿PORQUE ELLA LO VALE?

La rumorología, peligrosa compañera de la profesión periodística, asegura que la negociación entre la modelo checa y el gigante L'Oréal fue tan dura y larga que finalmente ambas partes decidieron poner punto y final a un contrato que habría situado la carrera de Karolina Kurkova en el olimpo de las diosas de la belleza.Fue entonces cuando Eva Longoria, protagonista de Mujeres desesperadas, recibió la oferta de la marca de cosméticos para anunciar el producto que los directivos de L'Oréal habían ideado pensando en la rubia melena de la checa. Ahora, tras vencer sus contratos con Pronovias y Mango, Kurkova sigue a la espera de ese fichaje que le permita seleccionar más y mejor sus trabajos, y pasar al estatus de celebridad, para el que aseguran que está muy bien preparada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario