01 julio 2013

El pop de Barcelona consigue conquistar Portugal

Esta parte de Europa es un poco como la comunidad de la serie Aquí no hay quien viva, en la que los vecinos no se hablan o se avienen mal. ¿Qué sabe el aficionado medio a la música, en Barcelona, de lo que se cuece en Portugal? No mucho, y no porque no se publique nada que merezca la pena. Con Francia la comunicación es más abierta y la circulación de artistas más ágil, pero la obsesión con las corrientes anglosajonas no deja ver un bosque mucho más frondoso y poblado.

En Portugal, por suerte, se lo toman de otra manera. Cuando parecería impensable que un gran festival barcelonés -sea el caso de un Sónar, un Primavera Sound, un BAM o un Grec- dedicara un bloque de su programación a la nueva música portuguesa, el festival Sudoeste 2009, que se celebra en la herdade Casa Branca de Zambujeira do Mar, ha invitado expresamente a cinco bandas de nuestra escena pop, electrónica y mestiza. Concretamente, The Pinker Tones, Macaco, Pastora y Muchachito Bombo Infierno, más una banda por concretar que saldrá de un concurso convocado vía Myspace.

«La razón por la que traemos a todos estos grupos es porque queríamos dedicarle un segmento de la programación a España, porque buena parte de nuestro público es español», nos explica Jwana Godinho, responsable de contratación de la empresa Musica no Coraçao, responsable de la organización de Sudoeste 2009. «El festival es en Portugal, claro, y la programación está pensada para el público que viene cada año y confía en nosotros, pero estaba bien que tuviéramos un gesto para con nuestros clientes que cruzan la frontera».

Se trata de uno de los festivales más concurridos de Portugal. «Se celebra en la zona del Alentejo, que es muy árida, pero tenemos playa a cinco minutos. Cada día asisten al festival unas 40.000 personas», indica Jwana. «Es uno de los más grandes de Portugal, porque ofrecemos música para todos, pop, reggae, techno...».

Según asegura Jwana, el festival Sudoeste nunca antes había dedicado una parte de su programa a una ciudad o país. Es un experimento de primer año motivado por lo antes dicho, y que se ha concretado en Barcelona porque «desde Portugal tenemos la idea de la ciudad como un lugar cool, creativo, en el que hay movimiento. La primera idea que tuvimos fue pensar en un bloque español, pero consideramos al final que localizarlo todo en Barcelona podría significar una propuesta más atractiva».

No hay comentarios:

Publicar un comentario