07 julio 2012

Android y sus trucos

Google activa cada día más de un millón de dispositivos Android, pero de ellos sólo una pequeña parte está realmente a la última. Menos del 4% utiliza la versión 4.0 del sistema operativo, conocida como Ice Cream Sandwich, y pronto podrá decirse que estos teléfonos estarán dos generaciones por detrás. A mediados de julio, el gigante de Internet pondrá en el mercado la versión 4.1, conocida como Jelly Bean. 

En apariencia externa es muy similar a la actual, pero hay pequeñas diferencias y algunos cambios profundos que podrían por fin acabar con esta fragmentación de versiones en el mercado. En Jelly Bean, Google se ha centrado en crear un Android mucho más estable y fluido, con mejores animaciones en los diferentes menús y que en general responde con bastante más precisión al tacto. 

Hay novedades también de cara al usuario final. Google Now es posiblemente la más interesante, porque es en cierto modo la alternativa a Siri en los dispositivos del androide verde, una suerte de asistente personal que ofrece información concreta (en lugar de listas de enlaces) y práctica según el lugar en el que nos encontremos. Por ejemplo, al pedir cómo llegar de un punto a otro Google Now no sólo muestra un mapa, sino también los horarios de transporte público cercanos y puede ayudar al usuario a calcular el tiempo que tiene disponible antes de llegar a la próxima cita en el calendario o cómo de congestionadas están las carreteras que tendrá que tomar. 

Now, además, reconoce la voz y puede hablar al usuario. La calidad del reconocimiento es bastante buena, y la voz de Google está mejor conseguida que la alternativa de Apple, aunque por ahora Google Now no permite añadir eventos en el calendario o realizar otra serie de funciones que Siri sí permite. Android 4.1 incluirá también dictado por voz y está preparado para entender español. 

Otro elemento visible que ha sufrido una profunda renovación son las notificaciones del sistema. Ahora pueden mostrar fotos y textos más completos y descriptivos e iniciar algunas funciones sin tener que abandonar la aplicación en la que se encuentra el usuario en el momento de recibirlas. Pequeños ajustes en el teclado, los sistemas de mensajería y la cámara completan la lista de actualizaciones. 

La compañía espera que a partir de esta versión los fabricantes aceleren el despliegue de las actualizaciones. «Hemos creado un kit de desarrollo especial para los fabricantes al que tendrán acceso con antelación al anuncio oficial de las nuevas versiones. Esto ayudará a que las actualizaciones estén listas mucho antes», asegura Hugo Barra a Ariadna. 

Barra es el responsable de producto de Android en Google y reconoce que la situación actual puede ser frustrante para muchos usuarios. «Nuestro consejo es siempre que la gente compre teléfonos sólo a los fabricantes que hayan demostrado tener una política de actualización favorable y transparente», añade. Por lo general, los fabricantes tardan entre tres y seis meses en tener listas las actualizaciones a las nuevas versiones de Android, pero el proceso depende de muchos factores, como los acuerdos con las operadoras y las especificaciones técnicas del propio teléfono.

No hay comentarios:

Publicar un comentario