13 enero 2016

El deporte te forma la cabeza

La presencia del deporte en el arte es recurrente. Así lo asegura Alberto Bañuelos. El escultor es uno de los 12 creadores que participan en la nueva exposición del IVAM, Plusmarca, enmarcada dentro del proyecto dedicado a la vinculación entre ambas disciplinas, y que nace en este caso con un fin claro: homenajear los 70 años de Marca.

Una vinculación que en algunos casos, como el de Bañuelos, se extienden a su vida personal. Cuando tenía 13 años fue subcampeón nacional de gimnasia y aún hoy, comenta, puede andar con las manos. «Hay una vinculación mayor de lo que la gente piensa entre arte y deporte. Quizá no está estudiada lo suficiente», medita. Y aporta su tesis. «Ambas disciplinas están obsesionadas con ir a más. Nuestra obsesión de cambiar de lenguaje no es más que una carrera», añade.

Sus balones, deconstrucciones de piedras que evocan a Jacques Derrida, se encuentran en la segunda planta. Cerca de una instalación de dos vídeos y una escultura del asturiano Avelino Sala, amante del surf y de David Lynch como revela el nombre de su obra, Fuego camina conmigo. En esta pieza el fútbol se transforma en una metáfora del conflicto en las relaciones humanas. 

En sus dos versiones, el conflicto entre los pueblos y el conflicto interior. En el primer caso, un grupo de jugadores con camisetas de diferentes selecciones nacionales se pasan un balón en llamas, en un juego que recuerda al artículo de George Orwell, The sporting spirit, en el que planteaba que las competiciones deportivas más que unir naciones sustituían a la guerra.

Sala trabaja con el deporte como «metáfora». Otros, como Bañuelos, lo invocan. En ambos casos se citan deporte y arte. Casan bien. Sólo los prejuicios malogran esta relación. «El deporte es muy interesante, te forma la cabeza... No sé por qué tiene un cierto desprestigio cuando los deportistas eran dioses en la antigua Grecia», recuerda Bañuelos.

Plusmarca. Arte y Deporte aspira a poner de relieve esa «sincronización» entre ambas disciplinas, dar carta de naturaleza a esta ligazón poco conocida. La exposición, que llega a Valencia con el Mundial de Atletismo de pista cubierta, ha tenido como comisarios a Rafael Sierra y a la directora el IVAM, Consuelo Císcar. Junto a otra muestra compuesta por los fondos del centro, viajará a Pekín en agosto con motivo de los Juegos Olímpicos. Es una selección que quiere enganchar al público desde la entrada. Así, una réplica de un F1 realizada a tamaño real por Carlos Cuenllas saluda a los visitantes antes de entrar.

En este particular recorrido por la huella que la práctica deportiva deja en el arte se pueden ver un ensamblaje de varillas en el que Juan Correa recrea una portería de futbol y una canasta de baloncesto; los atletas olímpicos de Isabel Muñoz llenos de sensualidad y la ironía de Juan Pérez Aguirregoikoa con acuarelas sobre papel en las que el protagonista es el público.

Cuatro ejes dan forma a la muestra: la máquina, el cuerpo, la naturaleza y la arquitectura. En esta última cobra especial protagonismo la serie de José Manuel Ballester sobre estadios olímpicos, en la que, de alguna manera prolonga su serie sobre museos. «Me interesan esos momentos de vacío, que pueden hacer referencia a un pasado y a un futuro», explicaba ayer. «Eso y el hecho de que sean lugares en reposo. Están concebidos para una actividad intensa, para grandes concentraciones y yo los capto en su otra cara».

Completan la exposición una instalación de Josune Amunarriz llamada Reflejos de glaciar; un audiovisual de Javier Pérez sobre metrica mundis; un recorrido por las laderas del Chomolunga a cargo de Gabriel Díaz; la poética de Grönlund&Nisunem inspirada en el tenis; y las bicis de Keiji Kawashima.

La exposición dedicada a 'Marca' del IVAM estará abierta hasta el 6 de abril. Para darla a conocer, quién mejor que la secretaria autonómica de Deporte de la Generalitat, Niurka Montalvo, campeona del mundo en salto de longitud. Junto a ella, el subdirector de 'Marca', Juan Ignacio Gallardo.

Como era de prever, la fiesta de su apertura fue una cita deportiva de primer nivel. Allí se encontraba el seleccionador nacional de baloncesto, Pepu Hernández, y la capitana del equipo de atletismo Valencia Terra i Mar, Blanca Fernández de Castro. También deportistas del motor, como la corredora de Fórmula 3 Carmen Jordá o el ex piloto de Fórmula 1 Adrián Campos. Leyendas del atletismo español como Martin Fiz o Fermín Cacho se encontraron con alpinistas míticos como Juan Oiarzábal o Edurne Pasabán, entre otros. No faltó el fútbol. 

Los jugadores del Valencia C. F. Moretti e Iván Helguera acompañaron a Santiago Cañizares, el portero caído en desgracia pero todavía hoy idolatrado por los aficionados valencianistas.

También el ex ciclista Miguel Indurain visitará hoy la exposición. El navarro es uno de los protagonistas de las doce portadas que ilustran a la izquierda, según se entra. y que incluyen desde las hazañas de Oiarzábal al Campeonato del Mundo de Baloncesto. Portadas que dialogan con los motivos de la exposición, y que ayer fueron revividas en primera persona por sus actores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario