31 agosto 2014

Los famosos con las bodas más cortas

Ellos no pueden decir que se les rompió el amor de tanto usarlo porque su matrimonio apenas ha durado medio año. La ex de José María Aznar jr. y del recientemente fallecido Íñigo Arteaga contrajo matrimonio con Juan Garaizábal, ex yerno de Pitita Ridruejo, el 14 de abril en el Palacio de Lebrija, propiedad de sus abuelos, los condes de Lebrija. «Me he casado con el amor de mi vida y he disfrutado de una boda única. Ni en mis mejores sueños me hubiese imaginado todo lo que estoy viviendo. Ha sido de película y, siguiendo el consejo de muchas amigas casadas, he saboreado cada segundo de mi gran día», escribía una emocionada María en su blog a los pocos días del enlace. 

Tras darse el sí, quiero María escribió estas palabras que, junto a unas fotografías del matrimonio paseando en una bicicleta tándem llena de globos rosas, reflejaban el momento tan feliz que ambos estaban viviendo. Sin embargo, sólo seis meses sirvieron para que, frente a todo pronóstico, ese amor se deshinchara. Las razones de la inesperada ruptura no han trascendido, aunque según un allegado de la pareja «a veces casarse sin tenerlo muy claro suele pasar factura. Seguramente él no ha estado a la altura». Por su parte, la directora de comunicación de Pedro del Hierro ha querido negar la existencia de terceras personas y ha alegado como causa única del divorcio la incompatibilidad de caracteres.

Aunque dada su discreción han intentado llevar su ruptura de la manera más políticamente correcta, a priori la decisión no fue tomada de mutuo cuerdo. Si bien ha sido Paloma la que finalmente ha dado el paso, fue su marido el que, meses antes, le dio pie a ello. A principios de enero empezaron a circular por las redacciones de algunas revistas unas fotos de Emilio Álvarez en una actitud más que comprometida con una rubia. Aunque en un primer momento Paloma estaba dispuesta a perdonar al padre de sus hijas, la infidelidad reiterada del empresario le hizo ver con el tiempo que no podía haber vuelta atrás. 

A finales de julio Paloma se decidía finalmente: «He tomado la decisión de presentar la demanda de divorcio ya que las circunstancias no han cambiado», explicaba la principal protagonista en un comunicado. Hoy, meses después, Paloma intenta recuperar la felicidad al lado de sus gemelas, Paloma y Tiziana, quienes se han convertido en el motor de su vida. Según fuentes cercanas a la pareja: «Lo que ella quería era tener la custodia de sus niñas y lo ha conseguido. La otra parte pretendía que las niñas pasaran una semana con cada progenitor, pero al final han llegado a un acuerdo». Paloma Segrelles y Emilio Álvarez contrajeron matrimonio en Madrid en julio de 2007.

Dicen que la distancia es el olvido y de eso sabe bien esta pareja. Tras 11 años de relación y tres años de matrimonio, en septiembre se conocía la noticia de que el matrimonio se había separado de mutuo acuerdo. Sin demandas ni papeles de por medio, habría sido el «no vivir el día a día juntos», tal y como Fiona afirmaba en una entrevista, lo que les habría llevado a tomar esa dura decisión. Debido a sus múltiples obligaciones empresariales en Latinoamérica, Jaime pasaba mucho tiempo lejos de casa. 

Tras dejar la presidencia de Prisa Internacional, Jaime Polanco pasó a dirigir con éxito una consultoría para empresas que quieren montar negocios en Sudamérica. Fiona Ferrer -empresaria, escritora y bloguera- y Jaime Polanco contrajeron matrimonio en julio de 2009. Su enlace, celebrado en Tenerife, se convirtió en uno de los acontecimientos sociales del año. Al evento asistieron personajes tan populares y variopintos como Isabel Preysler, Genoveva Casanova, Enrique Ponce y Paloma Cuevas, o David Bisbal y Elena Tablada, que ejerció de dama de honor de la novia. Aunque para Jaime éste era su segundo matrimonio -estuvo casado antes con Sofía Rodríguez Sahagún-, para Fiona ésta era la primera vez que pasaba por el altar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario