13 septiembre 2013

Un fabricante chino acusa a Apple de plagio

«Nos han robado el diseño». Rotundo y atorado, Wu Xiaolong, el presidente de Shenzhen Great Loong Brother, acusaba ayer a Steve Jobs de plagiar el diseño de su tableta P88 en el iPad, la última creación de la factoría Apple. Seis meses de ventaja en el mercado avalan la propiedad intelecutal del producto, según dijo ayer el fabricante chino. 

Y para despejar dudas, Wu amenazó con llevar a los tribunales a la multinacional: «No podemos hacer mucho en EEUU», señaló el empresario. «Pero si tratan de vender el iPad en China, no nos va a quedar más remedio que denunciarlos, porque afectaría a nuestras ventas».

Wu asistió atónito el miércoles a la presentación del iPad. «Me quedé sorpendido y muy enfadado», explicó el presidente de esta empresa del sur de China. «Sin duda es nuestro diseño. Lo han robado, porque presentamos el P88 a todo el mundo hace seis meses en IFA (la Feria Internacional de Electrónica de Berlín)».

Aunque los productos shanzhai, como se conocen popularmente a los clones de las grandes marcas, están a la orden del día en China, pocos son los fabricantes locales que reclaman la propiedad intelectual. Wu lo ha llevado al extremo: «No sólo han replicado el diseño de la tableta, sino también la funda y hasta el soporte del dispositivo», clama el empresario, que solicitó la patente de su producto el pasado mes de mayo. Pero, según el empresario, en China este proceso puede tardar cerca de un año, lo cual dificulta poder emprender acciones legales.

«Tenemos que seguir la ley. Pero si entran en el mercado chino, podríamos denunciarlos por plagio esta primavera». Su argumento es que las ventas, «todavía modestas para un producto de estas características», se verían dañadas.

No serían los únicos. El grupo japonés Fujitsu estudia emprender medidas legales contra el fabricante californiano por el uso de la marca iPad, esgrimiendo que ya lo utilizaba para uno de sus dispositivos desde 2002. Y STMicroelectronics también tiene registrada la marca en Europa.

A primera vista, el P88 -a la izquierda-, presenta las mismas características que el nuevo iPad: una tableta con pantalla multitáctil. Parece, eso sí, un hermano mayor del iPhone o iTouch, ambos de Apple. 

El P88 es algo más voluminoso que la tableta de Apple, pesa 300 gramos más, y también cuesta 525 dólares frente a los 499 del modelo más simple de iPad, pero las mayores diferencias van por dentro: el primero utiliza la versión táctil del sistema operativo Windows y su batería sólo dura hora y media, frente a las 10 horas que promete Apple.

No hay comentarios:

Publicar un comentario