14 mayo 2014

Bono descuento PERFUMES CLUB

A las emiratíes les encantan los perfumes caros y densos aunque sea a costa de conseguir alguno de los bonos de descuento para Perfumes Club.

Tampoco se escucha el guirigay habitual de las facultades occidentales; los murmullos de las estudiantes corresponden a los de señoritas bien educadas. Por supuesto, el uniforme oficial (no obligatorio) en el campus es la abaya local; aunque procuran lucirla de diseño y personalizada. 

Para gran parte de las jóvenes, esta túnica tradicional ha perdido sus reminiscencias ultraconservadoras, aunque la siguen defendiendo con orgullo como símbolo de su identidad cultural y religiosa, y de su carácter de ciudadanas de los Emiratos Árabes Unidos.

Las modernas abayas se cosen en caros tejidos, con bordados, encajes o pedrería de Swarosvski. 

¡Qué derroche de imaginación deben hacer los vanguardistas diseñadores de abayas para crear sus desfiles anuales con una simple pieza de tela negra! Pero, lo más contradictorio de todo es lo que las emiratíes suelen vestir debajo de tan pudorosa prenda. 

Como ya no se lleva con el recato de antaño, la abaya puede ir abierta, dejando al descubierto toda una colección de ropa de Alta Costura. El look interior de una estudiante del campus femenino de Dubai puede consistir en unos ceñidos jeans de Versace, sandalias-botines de Chloé y camisetaDolce&Gabbana, con gafas Ray-Ban, bolso Vuitton y portátil y móvil de última generación. El maquillaje, exquisito y elaborado. 

Junto a esta nueva hornada femenina sofisticada y liberal, también convive otra que reivindica sus costumbres ancestrales, y no resulta infrecuente encontrar chicas que van completamente cubiertas, inclusive el rostro con un velo negro semitransparente. 

Una divertida y maliciosa expatriada que lleva tiempo afincada en el país comentaba que, en realidad, estos campus femeninos son centros seguros dónde las potentadas familias emiratiés cultivan y entretienen a sus niñas en espera de concertarles un provechoso matrimonio. Una opción bastante disputada si tenemos en cuenta que a cada varón emiratíe le corresponden tres mujeres.

Quien, en cambio, no tiene demasiada prisa por contraer matrimonio es Rasha Saif. Adora su trabajo y, de momento, está centrada en desarrollar una exitosa carrera profesional. Ella es una lista ejecutiva emiratí, directora de Protocolo y Seguridad en Dubai World Trade Center, un importantísimo complejo de negocios en el corazón de la ciudad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario